Historia Maderera

No podía ser de otra forma. Nuestros abuelos ya se dedicaron a la madera y nosotros hemos querido hacer posible esa continuidad haciendo actual una actividad tradicional.

Teníamos que hacerlo posible

Y por ello, tras mucho esfuerzo y sacrificio hemos realizado uno de nuestros sueños y hemos abierto nuestra fábrica de puertas, armarios, suelos, ventanas, balcones, cercos y molduras de madera. Elaborando un producto de alta calidad e intentando que llegue al cliente final sin pasar por intermediarios que encarezcan el producto haciendo que el cliente final pague mucho más por ello.

Lo estamos consiguiendo

Hacer ahorrar al cliente final. Es nuestro objetivo único. Y lo estamos consiguiendo poco a poco. Es nuestra misión. Sin duda lo vamos a seguir trabajando. Estamos mejorando nuestros procesos, creando nuevas líneas y acabados y dando servicios cercanos al cliente para tener siempre, clientes felices.